Conóceme

 

 

¡Hola, soy Adriana! y estoy aquí para ti, conóceme:

He navegado las olas de la incertidumbre al igual que el caos, he aprendido a tomar lo mejor de cada experiencia para seguir brillando y compartiendo. De todo esto también he reconocido que es necesario detenerme y simplemente ser, fluir, soltar, confiar.

¿Te suena familiar?
-Naveguemos juntas.

Flor de Loto surge como todo, de la alquimia de experiencias de mi vida.

Mi papá murió de cáncer pulmonar cuando yo tenía 9 años, viví y sentí su lucha, su energía, su búsqueda y su transformación. Mi mamá me crío para ser una guerrera, juntas nos dimos la fuerza que necesitábamos.

Decidí seguir como él el camino de la medicina al crecer, quería ser él cuando me di cuenta que mi camino era otro y ahí llego el yoga, siempre he amado moverme y mi vida se siente desde esa expresión. Así que rompí patrones y creencias y me reinventé.

Después llegó Luz -mi siguiente maestra en el proceso- ella terminaba sus quimios y quedó con secuelas;  me llamó para comenzar lo que sería mi más grande escuela aprendiendo con ella ritmos, movimientos, respiración, energía y compasión que se requiere para acompañar en un proceso de recuperación. Ella fue el motor para irme a la Universidad de Duke a estudiar con Kim y Jim Carson de Yoga for Awareness for Cancer y regresando de este curso supe que tenía un proyecto formándose

Estaba llena de ideas y así una noche de no poder dormir me dije que tenía que hacerlo ya. Fue cuando surgió el nombre, la idea, las secuencias, todo, Partiendo desde una necesidad donde la medicina aún está evolucionando y viendo que las pacientes durante el proceso y al ser dadas de alta no hace falta un acompañamiento cálido, especialmente en los aspectos mental y emocional.

 

::No estamos solas, somos una red infinita de apoyo, empatía, compasión y amor. Juntas brillamos más::

CED. PROFESIONAL 5883256

Descarga mi Curriculum